Soy Damián Siqueiros, fotógrafo y artista visual. Mi primer misión como artista es ser humano, integrar a mis imágenes artísticas o comerciales una conciencia social para mejorar nuestro entorno individual y nuestra vida en sociedad.

Me siento particularmente atraído por la búsqueda de la belleza, no sólo de la que es evidente o del concepto estrecho de belleza propuesto por los medios, sino más bien me interesa el poder transformativo del arte para cambiar nuestro entorno o cambiar nuestra apreciación del entorno para lograr una visión positiva y harmónica. Esto permite manejar un concepto de belleza dinámico, adaptable y sin prejuicios.

Una de las metas de mi trabajo es exponer el carácter construido de la identidad, al igual que su carácter performativo. Es decir poner en evidencia los límites sociales, educativos, culturales, económicos, sobre los cuales cada persona forma su identidad y cómo esta persona evoluciona y se desempeña en su entorno. La idea no es juzgar estos límites, que muchas veces se disfrazan de tradición y de moral, sino invitar al público a ser consciente de ellos. En mi obra y dentro de la temática de identidad la diversidad de género y la igualdad de género tienen una especial importancia.

En los últimos años de mi carrera he ganado varios premios y becas como el Prix Coup de Ceur Scotia Bank 2010 en el festival de arte público Art Souterrain. He expuesto mi trabajo en galerías y museos de México, España, Paris, NY, Washington y Canadá. En mi trabajo editorial he tenido oportunidad de trabajar en colaboración con Vogue México, Elle, Mercedes Benz, Porrua, Les Grands Ballets de Montreal, etc. Uno de mis mejores momentos profesionales ha sido trabajar con el coreógrafo belga Sidi Larbi Cherkaoui y con la coreógrafa canadiense Margie Gillis. Pero en general me encanta colaborar con gente talentosa, sobre todo con bailarines y músicos.