En Los ritos de género, el artista visual Damián Siqueiros utiliza el lenguaje iconográfico del arte religioso para explorar  con sutileza las problemáticas de género y de su diversidad. El rito, como expresión de las reglas establecidas para el culto religioso, se repite a perpetuidad hasta inscribirse en el imaginario colectivo. En la obra del artista, el rito, deviene una metáfora para de las reglas y rituales que afirman y hacen reconocibles las identidades de género.

Mezclando elementos de la fotografía de moda y de la pintura clásica de temática religiosa, las obras expuestas cuestionan la Identidad de Género e invitan  al espectador a  interrogarse sobre la complejidad de la misma. A través de fotografía rigurosamente construidas y escenificadas de manera teatral, el artista hace difusos los límites entre la realidad y la ficción y logra , de esta manera, evocar lo invisible, lo espiritual.